¿ Para que sirve el miedo ?

Valora este artículo
(2 votos)

      A.personalizada 

Inicialmente cuando hablamos de esta emoción, el miedo, la podemos describir como una sensación de malestar frente a una amenaza. El miedo es una señal que nos pone en alerta frente a una situación, nuestra reacción ante ella va acompañada de otras emociones como la humillación, la rabia, la impotencia, la vergüenza.

Cabe decir que el miedo es un arma utilizada desde la política, la empresa y en las relaciones interpersonales para redirigir la toma de decisiones de un grupo o de una persona. Podemos citar por ejemplo, la táctica de difundir un rumor sobre la escasez de determinado producto a producirse en el futuro, este tipo de rumor hace que, al grupo a quien va dirigido el mensaje, se apresure a comprar mayor cantidad del citado producto , beneficiando a áquel que puso en marcha el rumor. Esto es solo un ejemplo de las múltiples maneras de manipular decisiones o conductas colectivas, a través de la difusión del miedo. Sin embargo tenemos herramientas para poder comprender el funcionamiento del miedo y a través de ellas, reconocer cuando es una señal válida o cuando se convierte en disfuncional. Este aprendizaje nos adentra en nuestro mundo interior. Cuando hablamos de empatía nos referimos a la habilidad de reconocer en el otro las emociones que este siente. De esta manera podemos interactuar con el otro. Somos seres sociales y funcionamos en red. También es importante gestionar adecuadamente el miedo para que no se convierta en un producto tóxico y dañino para nuestra vida, llevándonos a comportamientos neuróticos. Cuando interiorizamos el hábito de observar, ejercitar e integrar el proceso de reflexión , fases que son importantes en cualquier acto de comunicación, aprendemos la habilidad, de poder reconocer con exactitud una emoción mientras ocurre, esto nos hará tomar buenas decisiones. Finalmente reconocer al miedo como cualquier otra emoción tan válida como aquellas que gozan de buena reputación, es posible a través de su gestión, pues nuestro cerebro puede modificarse como respuesta a la experiencia y como respuesta al entrenamiento, podemos crear el ambiente que desarrolle cerebros sanos en nuestra cultura. Graciela Alicia Marino Formadora en educación emocional

Visto 613 veces Modificado por última vez en Lunes, 03 Marzo 2014 17:06

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.